El Tai Chi Xin Yi‎ > ‎Conoce la Web‎ > ‎Artículos‎ > ‎Técnicas‎ > ‎

Las 8 piezas del brocado (Ba Duan Jin). Principios básicos.

         Ba Duan Jin “八段錦” es una de las más conocidas formas de Qi Gong “氣功” formada por una serie de ocho ejercicios que trabajan sobre los músculos, los tendones y los meridianos, de cara a producir Qi “氣” y distribuirlo por el sistema de órganos internos del cuerpo humano. La palabra Ba Duan Jin (pronunciado Pa Tuan Chin), está formada por tres ideogramas: Ba “八” significa ocho. Duan “段” se traduce como trozo, parte o segmento. Jin “錦” significa esplendido, bonito, brocado de seda o valioso. Ba Duan Jin es conocido como “Las ocho piezas del brocado”. En tiempos antiguos, en oriente, la tela de brocado era considerada como el material más exquisito utilizado en la decoración de los palacios y en la confección de los ropajes que eran privativos de la realeza. Por eso en Qi Gong toma el sentido de las ocho piezas, o ejercicios, apreciados y valiosos para la vida, que proporcionan salud física y mental.

    Sobre los orígenes del Ba Duan Jin existe todavía mucha incertidumbre, aunque lo que sí parece claro es que fue creado para la conservación de la salud, siendo sus bases teóricas las de la Medicina Tradicional China M.T.C. Unos autores atribuyen su creación a Zhongli Quan, una deidad Taoísta de la mitología china perteneciente al grupo de los ocho inmortales. Otros al general Yue Fei, un general de la dinastía Song del Sur (1127–1279), que según se cuenta era experto en artes marciales. Yue Fei habría ideado las Ba Duan Jin como un plan de entrenamiento para fortalecer la salud de sus soldados. En el año 1971, se hallaron fortuitamente unas tumbas antiguas (las tumbas de Mawangdui) en la provincia china de Hunan. En una de ellas, entre otras muchas cosas, se encontró un rollo de seda pintada. Este documento, que tiene una antigüedad de unos veintidós siglos, se conoce como el Dao Yin Tu “導引圖” y está considerado como la primera descripción gráfica que existe sobre ejercicios de salud y larga vida. La pintura apareció en muy mal estado pero gracias a una laboriosa reconstrucción se ha conseguido una restauración bastante aceptable de lo que, según el análisis de los expertos, representan a 44 figuras humanas (22 hombres y 22 mujeres), de distintos estatus sociales, realizando ejercicios físicos para el mantenimiento de la salud y la lucha contra la enfermedad. Cada figura ejecuta un ejercicio específico para enfermedades concretas y va acompañada de una inscripción que define el nombre de dicho ejercicio o su función, aunque no todas consiguieron ser restauradas. Varias de las figuras que aparecen en la tela están, en apariencia, realizando ejercicios que componen las series de Ba Duan Jin; lo que significaría que este ya era practicado por ese entonces.

    Del Ba Duan Jin original han quedado en la actualidad dos grupos de ejercicios que se suelen practicar por separado. Uno está formado por una serie que se realiza en la posición de sentado, y está indicado para las personas con edad avanzada o con alguna discapacidad física que les suponga un gran esfuerzo permanecer en pie. La otra serie de ocho ejercicios se ejecuta de pie, siendo la más practicada y conocida de las dos. Hoy día existen muchas variantes sobre los ejercicios originales, en especial de la forma de pie, aunque se conserva la esencia de las antiguas versiones y su efectividad en la salud es la misma en cualquiera que se practique, siempre que se comprendan sus principios, se siga una adecuada intención mental y una correcta coordinación con la respiración. Ba Duan Jin son ejercicios de fortalecimiento de todo el cuerpo que ayudan a mantener una salud fuerte y duradera. Pertenece a la categoría de Qi Gong Wai Dan “氣功外丹”, es decir, de Qi Gong de elixir externo o alquimia externa. Se refiere a una serie de técnicas que tratan de cultivar la energía Qi en las extremidades y el exterior del cuerpo, normalmente mediante la tensión y relajación de los músculos, tendones y huesos, para hacerla circular después hacia el sistema de órganos internos para nutrirlos.

    Se detallan a continuación una serie de principios básicos que todo practicante debe atender de cara a realizar una correcta ejecución de las distintas secuencias que componen las Ba Duan Jin:

    - Cuando se es principiante los ejercicios se deben hacer de forma suave y sencilla, sin prestar demasiada atención a los detalles que podrían llegar a ser agobiantes en un principio, dado la gran cantidad de factores a tener en cuenta para desarrollar una técnica correcta en la realización de cada ejercicio. La ejecución de los movimientos debe adecuarse a un nivel de intensidad acorde con la condición física de cada persona. Una vez se vaya teniendo más experiencia se puede ir aumentando el grado de dificultad poco a poco, incluyendo mas detalles como la visualización, guiar la intención, hacer posturas más bajas, llevar un poco más lejos cada estiramiento o poner énfasis en la respiración y en la coordinación. Pero siempre con cuidado de no forzar las posturas, perder la correcta posición corporal, o aplicar una tensión muscular inadecuada.

    - Antes de empezar la serie se deben llevar a cabo las tres regulaciones: regular la mente, regular la respiración y regular el cuerpo. Para ello se posiciona en la postura inicial Wu Ji. Cada parte del cuerpo se coloca correctamente, se aquieta la mente y se centra la respiración en el bajo vientre Xia Dan Tian “下丹田”. Esta debe ser pausada, lenta y profunda, así la mente se relaja lo que produce a su vez la relajación física, que a su vez permite poder tomar consciencia del cuerpo. También, durante los ejercicios, se debe mantener la consciencia sobre las zonas a estirar, notando las sensaciones que se van sintiendo mientras se adoptan las posturas. La escucha de estas sensaciones es esencial para detectar si se están llevando los estiramientos demasiado lejos.

    - Durante la realización de los movimientos el cuerpo debe permanecer relajado, pero con firmeza en la ejecución. Sin tensión, pero tampoco con relajación absoluta. Los movimientos son lentos y se llevan a cabo usando la intención mental. Tienen una parte en la que existe tensión muscular controlada y otra en que se relaja. Es preciso saber distinguir cuando se pasa de una a otra. La velocidad de los movimientos es continua, no existiendo interrupciones, salvo cuando se adoptan las posturas en que la tensión dura un instante para pasar después a otra posición en la que se relaja la fuerza. Adoptar las diferentes posturas de manera correcta es fundamental para mantener el cuerpo y la mente relajada durante la realización de los ejercicios.

    - Los estiramientos se trabajan de manera gradual, suave y continua, hasta aproximarse al límite, cada persona a un nivel de esfuerzo según su condición física, para después relajar la tensión dejando que los músculos, tendones y tejidos se recuperen. Durante los estiramientos las extremidades nunca se estiran totalmente, sino que mantienen una leve flexión en las articulaciones. La tensión que se produce en los estiramientos tiene que ser una tensión controlada, que debe llegar al máximo entre el final de un ejercicio y el inicio del siguiente. Es durante la transición en los cambios de tensión a relajación cuando se produce un bombeo, de las zonas tensas a las relajadas, que drena en aquellas partes donde la energía Qi se ha estancado, suministrando a los tejidos, músculos, tendones y huesos, energía renovada.

         - Durante la práctica de la serie se inspira y se espira por la nariz, los hombros se relajan y se hunde el pecho facilitando la respiración abdominal. Esta respiración abdominal es suave, profunda y continua. Tomar conciencia de la respiración ayudara a mantenerla en el bajo Dan Tian. En la ejecución de los ejercicios los movimientos de estiramiento se sincronizan con la fase respiratoria de inspiración, mientras que los de relajación se sincronizan con la fase de espiración.

    - Otro factor que se debe atender para una correcta práctica es la correcta alineación de la columna vertebral, que trabaja en todas las posturas estirándose y relajándose lo que produce un bombeo que transporta la energía Qi a través de ella hacia el cerebro. Para alinear el eje vertical se bascula la pelvis hacia delante, el mentón se adentra y se estira la cabeza hacia arriba, como suspendida de un hilo. Esto produce que las curvas lumbar y cervical se atenúen y que, desde el cráneo hasta el coxis, las vertebras que componen la columna se estiren suavemente. Al mismo tiempo las caderas se relajan, lo que permite aprovechar la fuerza trasmitida por las piernas y obtener un correcto enraizamiento, que se traduce en una buena estabilidad y equilibrio, necesarios para la ejecución correcta de los movimientos.

    - Cuando se realizan los ejercicios es muy recomendable hacerlos en un orden determinado, ya que cada serie de movimientos parte del anterior y prepara para el siguiente. No existe un número determinado de repeticiones para cada ejercicio. Estas van a depender de la intensidad de trabajo que se quiera llevar a cabo, intentando que se adapten a las condiciones físicas de cada persona y buscando el equilibrio entre que las series no sean demasiado largas o cortas. Cuando el movimiento a realizar se ejecute a izquierda y derecha, se deben realizar el mismo número de repeticiones hacia ambos lados.

    Teniendo en cuenta todos estos principios se conseguirá llevar a cabo una correcta ejecución de las series que componen las Ba Duan Jin. La practica gradual y continuada facilitara el progreso y dará como resultado la integración de todos estos factores de manera natural, pudiendo entonces realizar los ejercicios en los niveles correctos de relajación e intensidad. Ba Duan Jin ayuda a mejorar los sistemas inmunológico, cardíaco y respiratorio. Ayuda contra la osteoporosis y las enfermedades artríticas. Mejora la coordinación, el equilibrio y proporciona más flexibilidad a los músculos y los tendones. La práctica de este sistema de ejercicios de Qi Gong contribuye en definitiva a mejorar las capacidades físicas y mentales, retrasando el envejecimiento y mejorando la calidad de vida.