El Tai Chi Xin Yi‎ > ‎Conoce la Web‎ > ‎Artículos‎ > ‎Medicina y salud‎ > ‎

El Tui Na


           Tui Na "推拿" (que puede ser traducido como empujar-tirar) es el término utilizado para una de las ramas de la medicina tradicional china, siendo la técnica de masaje terapéutico más antigua que se conoce. Estas técnicas manuales sirven para el tratamiento de los distintos desequilibrios energéticos que aparecen en el ser humano y que pueden derivar en enfermedades. En el Tui Na se combinan maniobras de masaje, movilizaciones, digitopuntura, tracciones y manipulaciones, con el fin de estimular el fluir del “Qi por los meridianos y de la circulación sanguínea por el organismo, regulando y equilibrando los órganos internos, y rectificando la estructura anormal entre huesos y tejidos blandos. También es útil en el tratamiento de problemas de estrés y las consecuencias derivadas de este. El Tui Na, la acupuntura, la moxibustión, la herboristería y las técnicas de higiene física (ejercicios de Tai Chi, Qi Gong y otras terapias internas) utilizan las mismas teorías y principios de salud y enfermedad, pero cada una mediante diferentes técnicas en el proceso de equilibrar la energía “Qi” de la persona hacia la salud y alejarla de la enfermedad. Todas ellas son técnicas complementarias para potenciar la salud y la longevidad. A diferencia de la acupuntura en el Tui Na se utilizan las manos en vez de las agujas, pero se siguen los mismos patrones y se trabaja sobre los mismos mapas acupunturales y sobre los meridianos.

El origen del Tui Na, como técnica terapéutica, se remonta a tiempos previos a la Dinastía Shang (1600-1046 a.C.). Se tiene constancia de ello por las inscripciones encontradas grabadas en huesos, en las cuales se indica que se utilizaba para tratar las enfermedades de los niños y problemas en los adultos. Al principio era denominada “An Mo”, para más tarde, con la evolución de la técnica, pasar a denominarse Tui Na. En el Nei Jing, clásico de medicina interna del legendario emperador amarillo (2704-2594 a.C.), ya se describe el uso del masaje terapéutico para el tratamiento de las enfermedades, aunque no existen evidencias históricas, desde el punto de vista bibliográfico, que el Nei Jing tenga semejante origen. Sobre el 600 a.C, el Tui Na se incluye en la Universidad Medica Imperial y alcanza su máximo florecimiento hasta el establecimiento de la dinastía Qing, pasando por un periodo oscuro al ser desaprobado desde el gobierno y llegando a ser casi suprimido junto a otras artes de la cultura china. Tras la instauración de la republica por la revolución comunista, vuelve a cobrar especial relevancia y se restablece junto con otras tradiciones médicas. En la actualidad esta incluido dentro de las áreas de estudio de las universidades de medicina tradicional.

        La aplicación del Tui Na puede ser practicada sin limite de edad, desde los bebes hasta personas mayores y ancianos, siendo desaconsejado su uso en mujeres embarazadas, durante el periodo menstrual, ante la presencia de fracturas, heridas abiertas y lesiones de la piel. Puede usarse no solo con el objetivo del tratamiento de las enfermedades sino que, respetando los principios de la medicina tradicional china, puede ser aplicado también como un masaje preventivo, ante la detección de enfermedades, para evitar que las mismas se agraven. Es diferente a las formas occidentales de masaje, pues aunque al igual que este puede ser utilizado para la relajación y colocación de los músculos, también sirve para el tratamiento de una amplia variedad de desequilibrios de la salud. Además de estar indicado en el tratamiento de los problemas musculares y articulares también es utilizado para corregir los desórdenes en los sistemas digestivos, respiratorios, reproductivos e inmunitarios debidos al estrés. Es una técnica que se aplica, entre otros trastornos, en traumatología, reumatología, neurología, pediatría y patologías del aparato locomotor. Mediante las maniobras de masaje, las movilizaciones, las tracciones y la acupresión, son estimulados los 361 puntos de acupuntura y los 12 meridianos principales, consiguiendo así la movilización del “Qi”.

Se han desarrollado a lo largo de la historia del Tui Na distintos estilos o técnicas, enfocadas a los rangos de edades o condiciones del paciente. Entre las distintas técnicas empleadas encontramos la del rodamiento, que consiste en rodar el dorso de la mano hacia arriba y hacia abajo sobre el área a tratar. No requiere presión alguna y suele ser la técnica primaria en la mayoría de los tratamientos. Otras técnicas serían; el empuje, las presiones, las rotaciones, los estiramientos y los golpeos. Otro método consiste en la presión con un dedo, que enfatiza las técnicas de acupresión y el tratamiento de enfermedades internas. El método del Nei Gong se focaliza en revitalizar los sistemas de energía bloqueados, buscando la reactivación de los mismos. Algunos terapeutas utilizan remedios naturales como linimentos y bálsamos buscando aumentar los beneficios terapéuticos del masaje, así como el uso de aceites y cremas para la protección de la piel. El masaje energético Tui Na se incluye en algunas practicas o ejercicios de  Qi Gong, representando una herramienta muy importante para el practicante que debe conocer y dominar con el objetivo de relajar y liberar tensiones o para generar, dirigir y condensar “Qi” en su piel, músculos, órganos y huesos.